Las diosas y las nubes (II)

Tres prevenciones

Aún más

No objeto el pesimismo. De hecho, yo lo practico a veces y creo que es hasta saludable, si se sabe distinguir el veneno de la dosis. Pero lo que no soporto es el anunciador de hecatombes profesional, el que se derrite en placer entregando malas noticias, el aguafiestas, el cenizo. Están en todas partes: en el portal, en el autobús, en una nota al pie de página. Repiten sus mantras bien aprendidos con verdadera fruición: «No te engañes, la realidad es muy distinta», «vas a tener que comprar una caldera nueva», «Homero nunca existió», «caeremos todos», etc. Hay que huir de estos como de la peste. Tal vez el mundo sea gris, cierto. Pero con ellos cerca viaja en un luto perpetuo.

De ida

Hay cierto tonillo perdonavidas que me suele cargar bastante en cuanto lo husmeo en mi prójimo. Qué pesadez, qué tortura ese complejo de eterno veterano. Haberlo visto, leído, escuchado, experimentado todo y, además, tenerlo ya superado. Para éstos el universo es agua pasada, poco más que el vecino ocre que han de saludar a diario en el portal. No saben de emociones sino de informes convenientemente archivados. Pretenden estar de vuelta de todo, a diferencia de los verdaderos entusiastas y vindicadores del mundo, ilusionados e incluso ilusos, los perfectos compañeros de aventuras que (como quería Juan de Mairena) siempre están en viaje de ida.

Opiniones

Las opiniones firmes y pertinaces son saludables en tanto estén vivas y se ganen su jornal a diario. Como el pescador que debe madrugar cada mañana para bregar con las olas, tal vez algún día, alguna tarde, no regresen. Pero cuidaos de esas opiniones fosilizadas cuyos dueños exhiben de tanto en tanto en venerables vitrinas: manos de piedra, gestos detenidos y reliquias de lo que antaño fuera un pensar (y un sentir) en movimiento.

Etiquetas: varia

Lista de etiquetas

Publicado: 02/09/21

Última actualización: 02/09/21


Últimas entradas publicadas

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Última actualización: 02/09/21
© Juan Manuel Macías
Creado con esmero en
GNU Emacs